Naturaleza y Rincones

Para aquellos que sientan algo al contemplarlos

Otra visión de la ruta del Cares.

Posted by almoes en febrero 22, 2009

Este post no es solamente para ensalzar las maravillas de la ruta, que por supuesto reconozco y sigo admirando, que son innumerables; como a continuación expongo, sino para intentar recuperarla.

Lo único que persigo con esta opinión a modo de denuncia, es que se conserve como algunos la recordamos no hace mucho tiempo. Estamos ante una ruta que discurre por un privilegiado paisaje, con un entorno inigualable y único.  Esta ruta se realiza por el sendero que comunica los pueblos de Caín en León y Poncebos en Asturias; con el rio Cares encajonado a nuestros pies. Esta ruta es conocida, tal vez solo de oidas, hasta para aquellos que no están familiarizados con el senderismo y la montaña.

Pero por desgracia creo que esa misma  bien ganada fama la está devorando, por decirlo de alguna manera menos desagradable.

Para algunos entre los que me encuentro, mientras  únicamente transitaban por ella los vecinos del lugar, montañeros y senderistas convencidos. La ruta resplandecía en su total y suprema belleza, puesto que los que pertenecemos a estos grupos de amantes de la naturaleza, tenemos la siguiente máxima: que no quede ningún rastro de nuestro paso por el lugar.

Pero en la última de las múltiples veces que la hemos realizado, esta vez con un grupo de amigos y nuestras familias, nos hemos percatado que ya no era la misma. El silencio, respetuoso e interior, que antes te acompañaba, se ha tornado en bullicio (recordemos que ese bullicio también es contaminación), que altera por poner un ejemplo, hasta el proceso reproductivo de las aves, por muy esperpentico que nos parezca a simple vista.

En los bordes del sendero ahora se amontonan todo tipo de desperdicios: latas de refrescos, botellas de agua, pañales de niños usados, y otros múltiples objetos que no menciono por respeto a los posibles lectores/as de este post.

Podemos ver y gozar de la naturaleza, aunque seamos muchos los que la visitemos como en el caso de la ruta del Cares, pero intentando no  alterarla con nuestros desperdicios. Ya que estas bellezas de la naturaleza son de todos nosotros.

Pero parece ser que resulta muy difícil e incomodo llevar, como hacemos algunos, una bolsa de plastico para meter en ella los desperdicios que podamos generar. Y tengamos en cuenta el beneficio que logramos,  si les depositamos en los lugares adecuados o bien en nuestra vuelta a casa. Habremos hecho con este simple gesto, un gran favor a la naturaleza. Si así lo hacemos, conseguiremos que los lugares por donde pasamos, sigan manteniendo el esplendor que poseían antes de nuestra visita.

Pensemos que todos saldremos beneficiados.

Para mas información:

Ruta del Cares

Historia de la Ruta.

Donde alojarse:

Casas y apartamentos rurales.

Fotografias:

En la ruta del Cares

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: